La Arcilla.

Vamos trabajando con distintos materiales y unos resuenan mejor en uno que otros. La arcilla es un material que ha acompañado casi desde el inicio al ser humano, por algo será. Desayunamos en tazas de arcilla, nos bañamos en arcilla, los suelos y tejados son de arcilla. Las casas se hacen de adobe, nuestro planeta se llama tierra… y hasta están los baños de barro, donde llevan a los mayores para que se relajen. Es un material, que a pesar de tenerlo con nosotros, no se le da mucha importancia. Con la arcilla el ser humano debió de aprender a pensar mientras la amasaba, debió de sentir que se le aflojaba la croqueta. Cada material tiene sus características, y tienen distintos ángulos de entrada a la hora de trabajar. Con la arcilla tenemos que mancharnos las manos, masajearla mientras la amasamos para quitar el aire, tenemos que sentirla y ablandarla, curarla. Podemos a diferencia de otros materiales no solo quitar arcilla sino poner más.

 Porque hay que recordar que traemos ese elemento casi prehistórico y lo metemos en el año 2015 con toda la velocidad y el apuro de esta época, donde todo lleva esta velocidad. Así que es bueno enlentecer la cabeza.

Esto que comentamos, no es fácil. A mí me llevo un tiempo aprender todo esto.

Además cuando se lleva a cerámica cambia la composición química y se transmuta en otro material. Nunca volverá a ser arcilla, y esto no pasa con otros materiales. Cambia su sonoridad, dureza, color y ya puedes desayunar y bañarte sin que se deshaga con el agua.

En los mitos de distintas culturas existe el barro como principio de creación, por ejemplo en mitos Americanos; En el Popolvuh los Dioses quieren ser alabados. Primero crean a los hombres de barro pero la lluvia los deshace y les dobla las piernas.

 En el Génesis Dios insufla el aliento (aire) a una figura humana y surge el hombre, Adán, que significa tierra. El hombre cerámico. Estamos en la etapa cerámica. 

 

Ya en el Paleolítico aparecen las primeras figuras de barro cocido. Más tarde en el Neolítico aparecen las figuras de barro cocido a temperaturas más altas

En Mesopotamia se inventaron las primeras herramientas para trabajar la arcilla,  el torno y horno para cocerla. Era una piedra circular muy pesada, que costaba mucho trabajo poner en marcha pero que luego tenia gran inercia y continuaba girando mientras trabajaban con la greda.

Modelado a mano.

La arcilla se moldea creando un objeto que simboliza en lo posible un significado. Es interesante destacar que la creación del objeto no parte de ningún molde. Aunque ya hay muchos objetos creados, siempre se empezó por crear un primer objeto. 

La arcilla tiene propiedades plásticas, lo que significa que al humedecerla puede ser modelada fácilmente. Al secarse se torna firme. Dependiendo del contenido mineral de la tierra, la arcilla, puede aparecer en varios colores, desde un pálido gris a un oscuro rojo anaranjado.

 Es importante amasar bien la arcilla y sacar cualquier burbuja de aire. Puedo quitar y poner. Es dúctil.   Puedo ir añadiendo agua para que no se seque mientras trabajo y sea más maleable. Puedo trabajar con chorizos. Coser con alguna herramienta sencilla o palillos, decorarla. Si voy a unir varias piezas lo puedo hacer con barbotina. Y si al secar se agrieta, también puedo ponerle barbotina, o más arcilla y mojarla. No ponerla al sol a la hora de secarla. Puedo lijar, con lijas de agua y pasar una esponja húmeda.  Se la puede bruñir cuando está casi seca con una piedra de ágata, y esto hace que se cierren los poros y la pieza coge mucho brillo.

La arcilla del cosmos -Fragmento del libro de cuentos y relatos "El día del león alado" de Silo.

..."Así, el visitante esperaba un nuevo nacimiento en esa especie en
la que había reconocido el temor ante la muerte y el vértigo de
la furia destructiva. Había presenciado cómo esos seres vibraban
por la alucinación del amor, cómo se angustiaban por la soledad
del Universo vacío, cómo imaginaban su futuro, cómo luchaban por
descifrar la huella del comienzo en la que fueran arrojados. En
algún tiempo, ésta especie hecha con la arcilla del cosmos
emprendería el camino para descubrir su origen y lo haría andando
por caminos imprevisibles."

 

 

 

 

-------------------------------------------------

 

El barro (bitácora)

Comenzamos el taller leyendo algunos Mitos que nos hablan de la relación del hombre con el barro. Esos Mitos de diferentes culturas, ayudaron a sincronizar con la historia de la humanidad, donde el barro siempre ha estado en el centro de la evolución.      En el anterior taller ya se conversó sobre la gran cantidad de objetos que utilizamos en la vida cotidiana y que están hechos de barro/cerámica, desde una taza de café hasta las losetas que cubren los cohetes que van a la Luna.

  

   Para la preparación del taller, se recogió barro de diferentes lugares, uno era muy blanco calizo y fino, sacado del Parque Toledo, otro rojo y cuarteado como en piedras pequeñas y otro rojo claro y muy fino que se recogieron en la Alcarria.

Se fueron rompiendo las piedrecillas de barro con una piedra y rodillo, se tamizaron los tres barros con coladores, desechando las piedras y arenillas.

Se puso cada barro en una cubeta diferente y se les fue añadiendo agua poco a poco hasta que se pudo amasar.

Rápidamente se vio que el barro rojo claro no tenía plasticidad, tenía mucha arena o Limo.  No era arcilla y no se podía moldear.

El barro blanco calizo, si se podía moldear tenía plasticidad aunque se secaba más rápido, no sabemos cómo será el secado.

El barro rojo, tenía mucha plasticidad y se pudo moldear bien.

Se hicieron algunas piezas y se propuso acabarlas o hacer alguna más, para tenerlas en el próximo taller que será el sábado 10 de Octubre.

En ese próximo taller se pondrá en marcha el horno para cocer las piezas de arcilla, para transformarlas en cerámica.

 

  

Fue un muy buen taller. Aprendimos un poco más el tema de los barros, no todo es arcilla… Antes de recoger el barro hay que hacer la prueba con un poco de agua, es necesario que ese barro tenga plasticidad, que sea maleable, que se puedan hacer churros finos o una esfera y que mantenga la forma.

          ----------------------------------------------------------------------------

            

Mito Babilónico: Así para formar la Tierra, Marduk empleó un procedimiento de mezclar barro y cañas construyendo una barca, sobre la cual creó al hombre, con su propia sangre amasada con el barro….

Mito Sumerio: Tu, Araru, que creaste a la humanidad, crea ahora una copia de Gilgamesh: este hombre a su debido tiempo lo encontrará y mientras luchen entre ellos Uruk vivirá en paz.[...] La diosa Araru, cuando oyó este ruego, imaginó una imagen semejante al del dios Anu, humedeció sus manos, amasó un bloque de arcilla, modeló sus contornos y formó al valiente Enkido, el héroe augusto, esencia del dios Ninurta. Todo su cuerpo es velludo, sus cabellos están peinados como los de una mujer, son espesos como la cebada de los campos. (Poema de Gilgamesh.Tablilla I, columna II) v.

Mito Egipcio: Entre los egipcios una de las divinidades más importantes era Jnum «El que modela». Estaba representado como hombre con cabeza de carnero y era dios creador en la mitología egipcia. Se cuenta que en tiempos remotos modeló en su torno de alfarero un huevo de donde surgió la luz solar dando vida a la humanidad; así mismo se le considera creador de los humanos. Con el tiempo, cansado, rompió la rueda de su torno y colocó en cada mujer una parte de ella, de esta manera pudieron reproducirse los humanos sin su intervención.

Mito Chino: La diosa Nüwa tenía la parte inferior del cuerpo semejante a un dragón. Habiendo existido desde el comienzo del mundo y sintiéndose sola comenzó a crear animales y seres humanos. El primer día creó el gallo; el segundo, el perro; el tercero, la oveja; el cuarto, el cerdo; el quinto, la vaca; el sexto, el caballo y el séptimo comenzó a crear a los hombres usando arcilla del río Amarillo. Los primeros seres humanos los realizó parecidos a ella en hermosura, aunque los dotó con piernas para que pudieran caminar erguidos. Para conseguir hacer gran cantidad, utilizó un junco con el que lanzaba gotas de limo que al caer sobre la tierra formaban hombres y mujeres.

Mito Quiqué: En el Libro del Consejo o Popol Vuh del pueblo quiché precolombino, los dioses también usaron el barro para la formación del primer hombre, aunque cuando llovía se deformaba y no resistía el agua —lo que permite pensar que se habla de una etapa pre-cerámica donde la cocción no existía o se hacía a muy baja temperatura—. Resolvieron entonces hacerlo con madera sin buen resultado y finalmente lo consiguieron con maíz.

Entonces fue la creación y la formación. De tierra, de lodo hicieron la carne [del hombre]. Pero vieron que no estaba bien, porque se deshacía, estaba blando, no tenía movimiento, no tenía fuerza, se caía, estaba aguado, no movía la cabeza, la cara se le iba para un lado, tenía velada la vista, no podía ver hacia atrás. Al principio hablaba, pero no tenía entendimiento. Rápidamente se humedeció dentro del agua y no se pudo sostener.

Mito Griego: Prometeo fue el creador de los hombres, modelándolos con barro. En el mito de Prometeo se cuenta que cuando ya estaba todo creado faltaba el ser que pudiera albergar dignamente el espíritu. Prometeo bajó a la Tierra y cogiendo arcilla modeló una criatura a imagen de los dioses. Para animar esa arcilla modelada pidió a todos los animales cualidades, buenas y malas, y las encerró en el pecho de la figura. La olímpica Atenea, diosa de la sabiduría y amiga de Prometeo, quedó admirada e infundió en la figura el hálito divino.

sangre amasada con el barro….

Mito Sumerio: Tu, Araru, que creaste a la humanidad, crea ahora una copia de Gilgamesh: este hombre a su debido tiempo lo encontrará y mientras luchen entre ellos Uruk vivirá en paz.[...] La diosa Araru, cuando oyó este ruego, imaginó una imagen semejante al del dios Anu, humedeció sus manos, amasó un bloque de arcilla, modeló sus contornos y formó al valiente Enkido, el héroe augusto, esencia del dios Ninurta. Todo su cuerpo es velludo, sus cabellos están peinados como los de una mujer, son espesos como la cebada de los campos. (Poema de Gilgamesh.Tablilla I, columna II) v.