La Resina    (bitácora)

 

Presentamos los materiales con los que íbamos a trabajar, la resina de poliéster pre-acelerada y su catalizador, que produce la reacción para que la resina solidifique, diferentes colorantes y algunos tipos de cargas (polvo de aluminio, serrín en polvo, marmolina, …). La resina de poliéster es muy volátil y conviene una zona de trabajo bien ventilada.

La piezas las íbamos a realizar en moldes de silicona, aunque podrían haberse utilizado moldes de escayola u otro material previamente tratados con algo que haga de tapa-poros (tapa poros, Al. polivinílico, etc...). Tenemos en cuenta que la resina al comienzo es liquida y los moldes no deben tener ninguna fuga.

Comenzamos calculando el volumen de la pieza que queremos copiar sumergiéndola en una vaso de medida con agua si tenemos el original, o si solo disponemos del molde llenándolo de agua, arena seca ,arroz, etc... El molde debe estar seco y limpio cuando volquemos la resina para facilitar la copia sin manchas ni burbujas.

Para la marca de resina de poliéster que teníamos la proporción de catalizador es del 1,5%, lo mezclamos bien intentando que haya las menores burbujas posible. Estuvimos viendo piezas con algunos problemas que surgen con proporciones y tiempos no adecuados. Cuando la mezcla es homogénea tenemos un tiempo de trabajo de unos 15 minutos y ya podemos añadir colorantes hasta obtener el tono que queremos, o si añadimos cargas hasta el aspecto y textura que queramos darle. La resina nos admitirá cargas de hasta el 60 % sin ningún problema y si necesitamos añadir más tendremos que ajustar la proporción de catalizador. También hicimos oclusiones observando el proceso de solidificación de la resina, hay un momento en que tiene la densidad suficiente para que lo ocluido no se desplace del lugar donde queremos que este.

Todo el mundo estuvo adherido a la actividad, aquellos que tenían más experiencia la trasmitían a los otros. El trabajo con la resina es rápido y permitió experimentar con mas de una pieza o que los que hacían una pieza por primera vez ya se pusieran a trasmitir su experiencia a otros.

Acabamos con una excelente comida compartida y viendo los resultados del taller, siendo pulcro con las proporciones y teniendo claro que queríamos hacer y que íbamos a necesitar, todo el mundo pudo llevarse varias brillantes piezas.